Software: Libre o Propietario

En proyectos actuales como Android donde Microsoft ha perdido terreno contra este sistema operativo abierto deja presente que el software desarrollado por una comunidad activa suele tener una calidad y un ritmo de crecimiento mientras que el software propietario crece únicamente según la inversión económica que se le destine. ¿Aún piensas que hay ventajas en el software propietario?

Las empresas confían cada vez más en el software libre y no solo adoptan para sus desarrollos y uso software libre, también aportan código a estos proyectos a modo de retroalimentación haciendo crecer a los mismos.

 ¿Necesitas realmente software propietario?

El software propietario suele guardar relación con el secreto empresarial. Hay empresas que desarrollan internamente sus productos y/o servicios que ponen a disposición de sus clientes con este software y consideran que su copia o divulgación puede conllevar un riesgo de seguridad, una desventaja comercial o incluso una pérdida de valor.

Si consideramos casos como SourceForge o las aportaciones de empresas como Facebook o Google, ¿consideraríamos entonces que estas empresas han perdido su valor, peligra su seguridad o la competencia se los tragará?

Las desventajas parecen claras para la mayoría y aún así no son reales. En base a seguridad cabe destacar que la mayoría de virus aprovechan vulnerabilidades de software como Windows por ejemplo, que es software propietario.

Respecto al valor, ¿consideras más valor emplear algo que ha desarrollado un equipo de personas o algo que es valorado y apoyado por una comunidad y usan en muchas más empresas en todo el mundo?

La competencia es algo con lo que una empresa tiene que lidiar siempre. No hay armas secretas. No vas a inventar nada que ellos ya no tengan y si lo haces y ellos lo desarrollan por su parte y mejor, la comparativa podría devaluarte más que ayudarte.

… ¿y si libero?

La empresa cobra más valor liberando su código que almacenándolo en un cajón. Tu nombre comienza a sonar en el mundillo en el que te mueves por hacer algo diferente y que hablen de ti es propaganda.

Si tienes la suerte de desarrollar algo que tu competencia también usa, tú empresa tendrá el doble de valor. Los clientes sabrán que quien es el verdadero precursor de la tecnología es tu empresa y la competencia entonces tendrá que luchar haciéndose valer de otras formas. En ese terreno tendrás la batalla ganada.

Además, la mayoría de licencias de software libre obligan a que el código siga siendo libre y que sus modificaciones y mejoras sean compartidas igualmente, por lo que te podrás incluso beneficiar con las mejoras que hagan ellos.

 ¡No me convence, subcontrataré mejor!

Subcontratar software es una solución acertada cuando el software que necesitas no existe. Además no tienes fuerza de desarrollo en tu empresa que permita obtener un producto acabado con seguridad y quieres gastar un precio cerrado por ese producto.

Sin embargo eso no implica que el desarrollo tenga que ser propietario. Lo primero que piensan la mayoría de personas cuando oyen esto es: ¿pagar para que otros se aprovechen de lo que he pagado yo? En esta situación estamos en desventaja aparente. Pagamos y el software libre puede estar a disposición de cualquiera. ¿Qué ventaja puede ser esa si ni siquiera somos quien ha creado el software?

El negocio del software a medida es de sobra conocido. Tu pides algo que necesitas, que se ajusta a tus necesidades y pagas a la empresa de desarrollo lo que pide, lo que vale.

El negocio respecto al software libre es diferente. Normalmente se localizaría a una empresa que haga software libre y software relacionado con lo que queremos adquirir. Se hace una propuesta de desarrollo para que la empresa lo valore. Cuando esté la valoración podemos ir a una plataforma de crow-funding y hacer la propuesta: queremos tener el software X, valorado en Y y a tener en Z tiempo… ¿quién quiere apoyar su desarrollo?

La comunidad no solo comparte código, aporta documentación y se mueve para divulgar el software existente, sino que también se realizan rondas de crow-funding para obtener piezas de código que de otra forma se tardaría mucho más tiempo en obtenerse.

 Conclusiones

El software libre nos da seguridad de no tener que pagar por uso, por instalación, por compartir y de poder modificar el software si necesitamos que se adapte mejor a nuestro negocio al mismo tiempo que podemos compartir estas modificaciones para obtener a su vez correcciones en un ciclo constante.

El desarrollo de software propietario es una moda que se impuso, tuvo su nicho y sentido, genera mucho dinero pero genera poco valor. El cambio al modelo de servicios a través de Internet habría sido imposible sin la existencia del software libre. ¿Quieres compartir y apoyar a la comunidad?