¡Estamos en Guerra!

Así proclama una iniciativa de la Bonilista hecha artículo dentro del blog de bonillaware: We are at war; y la cual han apoyado cada vez más personas en la red a través de blogs, twitter, facebook, etc. Desde este mismo blog, debido a que la propuesta tiene su lógica y está dentro de lo que siempre he defendido, proclamo, igualmente, ¡estamos en guerra!.

La proclamación oficial fue lanzada el 3 de mayo de 2012, hace un par de meses, con el contenido del manifiesto siguiente:

Estamos en guerra contra una clase política que nos defrauda día sí y día también, que no gobierna para nosotros sino para los intereses de otros, y unos medios de comunicación cómplices y sumisos que generan una sensación de alarma general que empeora la situación.

Estamos en guerra contra una falsa Industria de la informática dirigida por botarates que siguen intentando competir con precio y comidas de tres platos, copa, café y puro en vez de con originalidad e innovación.

Estamos en guerra contra esa inmensa masa de técnicos mansos y adormecidos, que se quejan de la situación y no hacen nada por remediarlo.

Estamos en guerra contra esa comunidad de voceros de medio pelo, falsos gurús, ninjas del social media, aceleradoras que desaceleran, venture capitalists que no saben que significa venture y mucho menos pronunciarlo,entrepeneurs de salón y parásitos subvencionados y de subvenciones.

Pero, por encima de todo, estamos en guerra con nosotros mismos. Por distraernos todos los días con lo que otros dicen, pero no hacen. Por tener miedo de hacer lo que queremos hacer y por haber tardado un par de años en reunir el valor para hacerlo.

Por primera vez, uno de nuestros referentes, uno de nuestros ejemplos a seguir, alguien que lleva generando riqueza desde este país y para este país desde hace muchos años, nos ha confesado que se plantea dejar una España estropeada por unos y empeorada por otros. Esto nos ha abierto los ojos: estamos en guerra.

Y hemos decidido luchar.

Luchar de la única forma que sabemos: trabajando. Y no trabajando en cualquier cosa, sino en proyectos que nos permitan ganar terreno al enemigo, aumentando la productividad de nuestra gente o exportando fuera.

Nos da igual lo que digan las noticias, los periódicos, los telediarios, Standard & Poors y los blogs de expertos y agoreros. No leemos ninguno.

Programamos. Diseñamos. Trabajamos.

Todas las semanas contribuiremos a la lucha con un post, una utilidad web o un avance en nuestros proyectos.

Luchar hackeando el sistema. Un sistema donde no se puede entrar en política y alcanzar un puesto de decisión sin perder la inocencia por el camino y deber demasiados favores.

Participaremos en Abredatos este año. Porque no es una opción, es nuestra obligación como ciudadanos. Porque tenemos el conocimiento y la tecnología para hacerlo. Porque hay demasiados indultos del Gobierno y empresas públicas con Directores Generales puestos a dedo que nadie conoce.

España no son ellos, ni los seguidores de la doctrina del “que cada palo aguante su vela”, ni los Poceros, ni los que dicen que para hacer algo hay que irse a Silicon Valley, ni el que justifica el fraude o lo aplaude.

Nosotros creemos que nuestro país es otra cosa y lucharemos por recuperarlo. Sin chovinismo ni nacionalismo. Con humildad y respeto.

Somos parte de la resistencia. ¿Y tú?

No tengo mucho que agregar, puesto que el texto se explica bien y bastante claro, no obstante, revisando siguientes comunicados del mismo blog, tres semanas después, veo que hay un state of the union, en el que David analiza un problema bastante grave, y es que, la gente no ha terminado de entender el mensaje.

En un intento de reflejar mejor las palabras y la acción del mensaje de forma sintetizada, David agrega en en este nuevo artículo, que:

El #weareatwar no tiene nada que ver con ponerse un pin en el avatar de Twitter. Si no empezamos a colaborar entre nosotros, si no compartimos información, la iniciativa pronto se convertirá en 1 revolución de salón más.

En esencia, lo que se pretende es, si te vas a sumar a la causa, ¡comparte información!

Por mi parte, en esta semana comenzaré el movimiento y veré que puedo ir compartiendo… ¡viva la resistencia!