Los "sabores" de Windows

Las liberaciones de Windows, de Microsoft, suelen realizarse siempre por triplicado, es decir, de cada línea interesante que saca la compañía, hay tres versiones, después es abandonada por los motivos que se verán obvios.

La triada de Microsoft consiste en sacar una versión primera, una versión más elaborada gráficamente y mejor recibida por el público en general, y una última versión que termina siendo un fiasco, que dura poco en el tiempo y en la memoria de muchos usuarios, afortunadamente para Microsoft.

La línea light

Cuando los equipos no eran tan potentes como para soportar todas las características que tenía incluídas Windows NT, la empresa tuvo que realizar un sistema operativo mezclado con el sistema DOS que ya tenía, para obtener un sistema mixto llamado, en un principio, Windows 95.

Después llegó la versión bonita, que fue Windows 98, la cual era una versión gráficamente superior de Windows 95 y mejor preparada para Internet.

El punto final a esta línea lo puso Windows ME (Millenium Edition), del cual, pocos se acuerdan, salvo los que lo sufrieron y la mayoría coincide en que tenía multitud de fallos y las mejoras gráficas y de incorporación de elementos multimedia no compensaba esos fallos.

La línea NT para particulares

Cuando la potencia de las máquinas de uso cotidiano alcanzó a poder ejecutar sistemas NT, la compañía recuperó su sistema base, sin recortes, y aprovechó el cambio de siglo para sacar su primera versión, la cual tuvo una expansión hacia los sistemas servidores y un gran lanzamiento en lo que respecta a la empresa (que era la que podía hacer el mayor desembolso). Esta versión fue Windows 2000.

Dos años después, esta versión ya era posible en su incorporación al mercado residencial y se potenció su interfaz gráfica, así como sus elementos multimedia, liberándose como Windows XP. Esta versión supuso un cambio drástico a aquellos que cambiaban directamente desde Windows 98 (un sistema basado en el kernel de DOS) a este (con un kernel NT que no permitía ya la ejecución de aplicaciones de 16 bytes de DOS).

Al igual que en la línea anterior, se intentó potenciar la línea multimedia y de interacción gráfica para el sistema pero, parece que la historia se repitió y la tercera entrega, al igual que Windows ME, fue otro fiasco. Esta liberación tuvo el nombre de Windows Vista.

Re-escritura y nueva vida

Después de topar con la imposibilidad de seguir con la infraestructura NT tal y como estaba, la compañía necesitaba un nuevo lavado de cara y comenzó el desarrollo de Windows 7, el cual ha sido una reescritura completa, desde cero, así como lo fue Windows 95 y Windows 2000. Con lo que conforma el principio de otra línea, en la que la siguiente versión será, o eso se espera, muy buena, llegando una tercer que marcará el final de la línea… con otro fiasco.

Alternativas

Microsoft no es la única compañía que, después de 15 años, ha realizado un sistema basado en el kernel de NT para la ejecución de programas. Estos sistemas, desde simuladores para otros sistemas operativos a sistemas operativos en sí mismos, han hecho que el uso de sistemas tipo Windows no sea monopolio de Microsoft.

Entre otros, los emuladores más conocidos, desde el mundo GNU/Linux, son Wine, Cedega y CrossOver (basados en wine).

Uno de los sistemas operativos, que trabaja junto con wine en el desarrollo y emulación del kernel NT bajo sistemas Unix, es ReactOS. El desarrollo de este sistema es muy activo desde que comenzó y ya tienen un LiveCD en el que se pueden probar aplicaciones para Windows. Una alternativa muy a tener en cuenta, y sobre todo porque es GPL, es decir, software libre.